Nocturno

El llanto nocturno del gato me sorprendió. Linterna en mano, alumbre las copas de los árboles y el techo. Nada. Era un maullido débil. En las noches suelen oírse riñas gatunas, pero nunca llanto. Nunca angustia. Fui por un poco de urinary para sobornarlo y comprobar que realmente había un gato y no era mi […]

A modo personal

Hacía rato no escribía. Un rechazo absoluto por la escritura me dejó sin ánimos de escribir en papel o en el teclado al menos un garabato hecho palabras sinsentido, o de corregir escritos viejos. Por lo que hoy voy a tomarme la licencia y a continuación leerán (si gustan) unas líneas catárticas. Porque todes en […]

Deseos de amor

Ojala que encuentres ese fuego intenso que inunde tu cuerpo y lo funda con otro. Que puedas encontrar a alguien que te ame, de manera tan intensa que cada fibra de tu alma se conmueva solo con verle. Que cada vez que oigas su nombre se te estremezca el corazón y se ablanden las piernas, […]

Nunca iguales

La desigualdad no se entiende: se vive, te atraviesa íntegramente. Une puede hacer de cuenta que la entiende, pero no. Hay una imposibilidad nata en los sujetos desiguales que desde un lugar de no-desigualdad no se entiende. Hay un punto, una situación, un quiebre en la vida del no pudiente que lo marca definitivamente y […]

Enseñanzas de madrazas

Hay Madres que abrazan con el alma y Abuelas que alimentan la memoria. Parieron plazas habitadas en tiempos oscuros y a cambio no dimos ni un paso atrás: las poblamos de lucha. El negacionismo, servil y perverso, no pudo ni podrá contra esos besos pendientes. La esperanza se multiplica y replica en treinta mil ecos: […]

Un par

Miró a la izquierda y ahí estaba. Irradiando amor y cariño, sentado al lado sin decir ni a. Con el alma abierta a lo que debiera ser, y la mano extendida para levantar los pedazos de ella que estaban desperdigados por el suelo (aún sin saber cómo levantar los propios). Mudo, absorto. Diciendo que sí […]

El regreso al hastío

Corrí al pasillo a sabiendas de la heterogeneidad ideológica que dejaba a solas dentro de la casa. Aquella ágora suburbana era realmente un matadero ideario. La cabeza me dolía, al igual que siempre que debo impostar una sonrisa y guardar silencio por demasiado tiempo. Era un dolor agudo y constante. El problema no era el […]

Vestigios de la cuarentena

La silla caliente, la cama ahuecada, el mate siempre tibio y la taza de café al alcance de la mano. Cabellos alborotados chorreando grasitud, ropa percudida, las zapatillas olvidadas en algún rincón. La psiquis trabaja, más de lo habitual, contenida por las barreras físicas del hogar que la restringen y le exigen: hay que producir. […]

Mi vecino

Debajo de las hojas esperaba, agazapado, a que amainara un poco la lluvia para poder zigzaguear los escollos. Lo protegía una distancia prudencial, y la altura le permitía ver desde una perspectiva mejor; además la gente debajo caminaba con la cabeza gacha para no empaparse el rostro, por lo que nadie lo descubrió en su […]